En el mundo cambiante actual, donde es necesario transformarse para mantener la competitividad y la presencia en el mercado, la mejor forma de evolucionar hacia la digitalización sin caer en unos costes operativos que pongan en riesgo el negocio futuro, es combinar el uso de la flexibilidad de la nube pública con la eficiencia de la nube privada. Para ello se requiere una gran inversión tecnológica difícil de justificar en centros de datos privados, por lo que es aconsejable el uso de data centers de última generación. De esta forma, se ofrece una solución que cumpla con los requerimientos empresariales sin encorsetarlos, proporcionando costes predecibles y acotados para aquellas situaciones y cargas estables a los que la nube pública no puede llegar.

En un reciente estudio de NTT Ltd. sobre la estrategia de migración al cloud (“2021 Hybrid Cloud Report”) se concluye, tras entrevistar a 950 personas en posiciones de liderazgo IT en 13 países, que la agilidad del negocio es la mayor prioridad para las empresas de todo el mundo. La continuidad del negocio, la resiliencia y la habilidad para adaptarse a los cambios ha elevado este objetivo al primer puesto de las agendas. El 93.7% de las organizaciones están de acuerdo en que el cloud es crítico para cumplir con sus necesidades de negocio inmediatas, siendo además más crítico este año que el año pasado para el 84.8%. Esto es así porque los datos se encuentran en el corazón de las conversaciones sobre agilidad del negocio: la capacidad para acceder y procesar los datos para tomar decisiones informadas y en tiempo real es una de las grandes consideraciones en el diseño de entornos híbridos.

Sin embargo, hay un gran número de incompatibilidades que claramente condicionan la estrategia de evolución y que hay que analizar concienzudamente para llegar a una solución adecuada. Ambos mundos, el de la nube pública y el de la privada, deben combinarse tecnológicamente con total dinamismo, teniendo en cuenta tanto las aplicaciones que correrán en cada entorno como la conectividad entre ellos. Es por ello que los centros de datos de última generación cuentan con conexiones directas a los principales cloud públicos.

El viaje al cloud

Para conseguir estas eficiencias en un marco evolutivo de digitalización no hay que caer en el error de hacer movimientos al cloud directamente, sin un análisis previo de los indudables beneficios que este movimiento aporta, y de los requerimientos y limitaciones que en ocasiones arrastra. Es necesario invertir en una estrategia cloud alineada con el contexto de cada empresa, sin dejarse llevar por la obsesión irracional que impida una inversión coherente en una base sólida de infraestructuras que cubra las necesidades empresariales en cada circunstancia de carga y uso. La finalidad de este proceso es evolucionar no solo las infraestructuras sino también adaptar herramientas, procesos e incluso mentalidades para asegurar un posicionamiento en el mercado digital al tiempo que se gestionan adecuadamente los costes.

Pero alcanzar estos beneficios no es fácil ni inmediato, ya que hay que realizar una transformación completa (no sólo migración de aplicaciones e infraestructuras que, aunque sea válido en algunos entornos, no es la solución universal aplicable en todos los casos). El cambio cultural, la automatización, la integración y la infraestructura as-a-code son algunas de las claves que hacen diferencial una solución, pero siempre poniendo foco en la transformación de los procesos: no tiene ningún valor automatizar un mal proceso, por buena que sea la tecnología o el entorno sobre el que se implemente.

Es por ello que se hace imprescindible un proceso previo de consultoría especializada que aporte luz en este proceso de cambio hacia una plataforma híbrida. Este primer paso permitirá diseñar una arquitectura realmente efectiva que le acompañe en su transformación, garantizando un servicio de operación, mantenimiento y evolución de las aplicaciones e infraestructuras, y añadiendo a los beneficios de reducción de costes los de aumento de productividad, mejora de la calidad, disponibilidad y agilidad.

Aportando soluciones

Según el estudio realizado por fDi Intelligence, publicación del Financial Times, y Tech Cities of the Future, Madrid se posiciona como la sexta ciudad de Europa más atractiva para las startups tecnológicas y los emprendedores nacionales y extranjeros, ocupando la séptima posición en el top de rendimiento, por su éxito a la hora de atraer el capital inversor extranjero, por lo que es ya uno de los principales polos emprendedores de Europa.

Por este motivo y para cubrir también las necesidades del mercado corporativo, facilitando la digitalización empresarial, hemos puesto en marcha nuestro nuevo Centro de Datos Madrid 1, como base para las soluciones híbridas. Estratégicamente ubicado en el parque tecnológico y empresarial Európolis, este moderno campus con más de 3.600 m² de espacio para TI y 6 MW de carga TI cumple los requisitos más avanzados en términos de alta disponibilidad, seguridad, rendimiento, conectividad y eficiencia. Este Centro de Datos viene a completar nuestras capacidades ya operativas de Consultoría Especializada y Gestión de Plataformas Cloud e Híbridas, con el fin de acompañar a nuestros clientes en su transformación en todas sus fases.

Si quiere saber más sobre nuestras capacidades en la Transformación Cloud visite https://hello.global.ntt/es-es/solutions/cloud-transformation o contáctenos en [email protected]