¿Cómo ha cambiado el mercado de centro de datos en estos 10 años?

Desde mi punto de vista el mercado del centro de datos ha sufrido una evolución muy importante a distintos niveles en los últimos años, aunque las necesidades principales siguen siendo la mismas, disponibilidad y eficiencia.

A nivel tecnológico hemos visto como la eficiencia energética ha cobrado todavía más protagonismo y se ha convertido en un factor clave y objetivo de los principales desarrollos y estudios tanto a nivel de fabricantes de equipos como de la ingeniería de diseño del data center, parámetros como el PUE han pasado a ser una referencia a la hora de “cuantificar” la eficiencia de un data center.

Se ha producido también un incremento del uso de sistemas de alta densidad, así como la virtualización de servidores, que ha contribuido a reducir los gastos energéticos y el espacio físico necesario.

A nivel de refrigeración hemos visto como se ha desarrollado sistemas de free cooling, así como se ha evolucionado en todo los referente a cerramientos, pasillos fríos y calientes, aumento de la temperatura de ingreso al equipamiento TI etc. aumentando considerablemente la eficiencia y eficacia de la refrigeración del data center.

En cuanto a los sistemas de alimentación ininterrumpida, creo que ha habido dos líneas principales de evolución, por un lado a nivel de equipos monolíticos y por otro a nivel de tecnología modular.

Respecto a los equipos monolíticos, se ha producido prácticamente la extinción del uso de la tecnología transformer based en favor de la tecnología transformerless, a nivel del recficador se ha pasado del 6 pulsos, al 12 pulsos hasta llegar a los rectificadores a IGBTs (THDI<1,5%) y se ha producido un aumento de la eficiencia a través de la tecnología de 3 niveles, además de conseguir el factor de potencia 1 de salida. Hemos pasado de equipos muy voluminosos a equipos muy compactos con una huella muy reducida.

En cuanto a la tecnología modular, se han producido muchos avances desde equipos con módulos de 10, 20, 30 y 50 kVA con diferentes subracks con posibilidad de paralelar varios equipos en horizontal, hasta equipos modulares con módulos de 200 kVA insertables en caliente en paralelo horizontal, sabiendo todos de las “bondades” de la tecnología modular a la hora del diseño y operativa del data center.

 

Mencione 5 hitos que han marcado su empresa en la última década

En hitos relacionados con los CPDs, me gustaría destacar una serie de funcionalidades desarrolladas por Salicru con la introducción en el mercado de equipos muy versátiles especialmente pensados para este tipo de infraestructuras, diseñados bajo criterios modulares y de escalabilidad y con unos altos niveles de eficiencia y competitividad en precios. tras funcionalidades destacables han sido la adopción de importantes soluciones de conectividad y gestión inteligente del sistema global.

Debido a la focalización del mercado de Salicru a lo largo de su historia, el data center no ha sido uno de nuestros mercados objetivo prioritarios, si bien tenemos numerosas referencias en data centers de pequeña potencia. No obstante, y sabiendo desde donde partimos, figura entre nuestros principales objetivos crecer en este sector a medio plazo.

 

¿Qué ha aportado el evento de DatacenterDynamics a la industria del data center en estos 10 años?

Como  principal evento que, sobre centro de datos se organiza en España, DatacenterDynamics se ha convertido en el punto de referencia para todos aquellos profesionales que tenemos intereses en el sector.

Es decir, de los principales operadores de infraestructuras IT, de los gestores de unos entornos críticos que requieren de las soluciones tecnológicas de la máxima seguridad y de los fabricantes que pueden ofrecer dichas soluciones.

 

¿Cuáles serán las tendencias en power&cooling para el data center de los próximos 10 años?

Las tendencias siempre irán en la línea de implantar soluciones de eficiencia energética que consigan cuotas de ahorro significativas tanto a nivel de consumo de energía como de ahorro económico.

Y en esa línea, los fabricantes de equipos integrados en los CPDs deberemos contribuir con soluciones que aporten, además de más y mejores prestaciones tecnológicas, ese plus de eficiencia.

En cuanto a los sistemas de alimentación ininterrumpida, creo que el objetivo es obtener equipos lo más compactos posible con mayor densidad de carga y que faciliten la operativa del mismo, mediante MTTRs muy reducidos y MTBFs muy altos. La operativa Hot Swap es ya y seguirá siendo fundamental.

 

¿Cómo se imagina el futuro en 2027?

Respecto a las tendencias de futuro, creo que se tenderá a estandarizar los data center, el diseño del mismo es muy importante pero la operativa y gestión del mismo ha cobrado muchísima relevancia, siendo verdaderamente ahí donde se están produciendo avances realmente importantes.

Los equipos serán cada vez más parecidos entre los distintos fabricantes  y creo que el valor diferencial entre un data center y otro estará en la operativa y gestión del mismo.

A parte se vislumbra un crecimiento de CPDs cada vez de mayor volumen y centralizados por la implantación progresiva de procesos de outsourcing por parte de CPDs más locales.

Y otra importante tendencia será la implantación de CPDs más sostenibles como indicador clave de rendimiento.