La compañía Walhalla ha anunciado la adquisición de una serie de activos, entre los cuales se encuentran la unidad productiva de la empresa Tissat S.A., dos data centers, así como diversas plataformas tecnológicas y centros de soporte. 
 
Uno de los centros de datos adquirido es el que la empresa Tissat tenía en Castellón, que fue de las primeras instalaciones en España que consiguió la certificación Tier IV en diseño otorgada por Uptime Institute. 
 
En virtud de la operación corporativa se incorpora a Walhalla, también, un equipo especializado de ingenieros, con los que se estima que la plantilla de la compañía alcanzará los 150 profesionales en los próximos meses, cifra que esperan duplicar en los próximos dos años.
 
Walhalla fijará en Castellón, a partir de ahora, su centro global de I+D+i, aprovechando el equipo que se ubicaba en el campus de dicha localización y el acuerdo con la Universidad de Castellón.
 
La inversión total a corto plazo, una vez completadas el total de las operaciones en curso, se estima en 10 millones de euros, con la previsión de alcanzar los 18 millones en 2018 con nuevas inversiones que están planificadas. 
 
La expectativa es alcanzar en dicho ejercicio fiscal una cifra de negocio global de 16 millones de euros
 
Según indican desde Walhalla, la compañía opera ya en varios continentes, encontrándose en proceso de tener presencia comercial, productiva y de servicio en varios países de Europa, África, Latinoamérica y Estados Unidos.
 
Esta operación se inscribe dentro del Plan Estratégico Walhalla2020, cuyo objetivo central es liderar en temas de servicios avanzados cloud de misión crítica.
 
Walhalla incrementa, tras estas adquisiciones, sus capacidades de provisión de soluciones y servicios dentro de los segmentos de Virtual DataCenter as a Service, y de proyectos avanzados de ecosistemas cloud de misión crítica, en colaboración con una creciente red de integradores de sistemas y VARs. 
 
Para ello, desarrollará su plataforma tecnológica Nefeles de orquestación centralizada de recursos de ecosistemas cloud de misión crítica.
 
A esta solución se añadirán data centers federados en varias localizaciones globales, así como building blocks de tecnologías verticales y horizontales provisionables como servicio en áreas como IoT, smart cities, ciberseguridad o comunicaciones unificadas en cloud, entre otras.